Cesta  

Sin productos

Portes 0,00 €
Total 0,00 €

Cesta Confirmar

Aloe Vera

La historia del aloe vera se remonta a más de 4.000 años de antigüedad y aparece, como planta esencial, en la botánica sagrada de numerosas culturas como la egipcia, la hebrea, maya o china. En Andalucía existían grandes plantaciones de aloe en tiempo de los árabes, propagadores de su uso medicinal.

Originaria de África oriental y meridional, está presente prácticamente en todo el mundo y con gran profusión en Méjico yla cuenca Mediterránea. En la mayor parte de África, en Madagascar y en algunos puntos de Asia. Abundan, sobretodo, en la región del Cabo de Buena Esperanza

DESCRIPCIÓN

El áloe es un género de la subfamilia Asfodeloides de las Liliáceas, que comprende más de 200 especies y se criaen laderas soleadas, a menudo en lugares rocosos o pedregosos. Alcanza entre 2 y 3 metros de altura, aunque raramente hasta 6 metros. Las especies del género de los áloes son casi siempre leñosas, pero con las hojas muy grandes y carnosas, dispuestas en grandes rosetones y con una espina recia en su extremo, armadas de otras espinas marginales más pequeñas. Echan uno o diversos bordos axilares que rematan en hermosos ramilletes. Las flores suelen tener color rojizo, anaranjado o amarillento.

En Medicina se utiliza el jugo de sus hojas cuajado en una masa sólida de color muy oscuro, y muy amarga, llamada acíbar muy rico en vitaminas, aminoácidos, minerales, oligoelementos y encimas. Generalmente, se obtiene dejando fluir el licor que se escurre de sus hojas cortadas transversalmente, por la cortadura de las cuales rezuma colocadas sobre un recipiente a propósito. Este licor se deja que se concentre y se vaya espesando al calor del sol o bien con calor artificial.

MANTENIMIENTO Y CULTIVO

El Aloe Vera, tiene dos enemigos naturales: el exceso de agua y el frío por debajo de lo 0ºC. Es muy resistente a la plagas y a la falta de agua. Su reproducción es mediante hijos. Cuando estos tengan una altura de cuatro dedos, se separan de la planta adulta.

Para su cultivo, es mejor hacerlo en maceta de barro en vez de plástico. La llenamos con tierra normal de jardín con un 50% de turba, a partes iguales. En el fondo pondremos un drenaje de dos dedos de grava. Se cubrirá la planta hasta el nacimiento de las hojas, esperando un par de semanas, para empezar su riego, así dará tiempo a cicatrizar sus heridas durante el trasplante. Situar la planta en lugar soleado y cálido, donde tenga mucha luz de sol. En el invierno, la protegeremos del frío.

Propiedades y aplicaciones

El aloe vera es el mayor regenerador de la piel presente en la naturaleza protegiendo dermis, tiene un efecto humectante y de limpieza.

El aloe vera penetra tanto en la dermis como en la epidermis, se absorbe de forma rápida. Es un poderoso hidratante , muy útil en pieles sensibles y estropeadas.

Al acelerar el proceso de restauración celular, mejora un gran número de afecciones cutáneas como irritaciones de pañales, quemaduras, picaduras de insectos, heridas superficiales, erupciones o eczemas. Repara las manos dañadas y alivia piernas y pies cansados y doloridos, así como cicatrices, ampollas y callosidades.

También es muy efectivo en la prevención o eliminación de estrías, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Anti-inflamatorio y analgésico, puede emplearse para complementar de forma natural tratamientos de dolores articulares y musculares.

Al ser un importante regenerador celular, cicatrizante , tonificante y de alta penetración en la piel, su uso es muy adecuado para después del afeitado ya que reduce el tamaño de los poros y, de forma rápida, regenera las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar, a la vez que proporciona una gran sensación de alivio. Igualmente, es muy eficaz utilizado después de la depilación, evitando erupciones, granos y rojeces.

Es muy utilizado como fortalecedor del cabello por sus agentes nutritivos, que proporcionan suavidad, resistencia y flexibilidad.

El aloe vera es un buen filtro solar de rayos ultravioletas y ayuda a calmar las quemaduras y largas exposiciones al sol.

 
Aloe Vera